Terapia familiar

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp
Share on email

La terapia familiar comenzó en Estados Unidos en los años 50 del siglo pasado. En ese momento, diversos profesionales de la psicología comprobaron que podía ser efectiva para ciertos desequilibrios. Descubre en qué casos puede ser efectiva esta terapia y en qué consiste.

La terapia familiar en España

No fue hasta los años 80 cuando la terapia familiar llegó a España, y lo hizo como método para abordar determinados problemas de una forma más integral.

Hay determinados problemas del individuo que no se resuelven de forma aislada, ya que el entorno familiar y social del paciente son cruciales en la resolución del conflicto.

En estos casos, la terapia familiar comenzó a popularizarse como una vía mucho más efectiva para la resolución de ciertos asuntos.

Aunque la forma de trabajar en esta terapia algo diferente, los resultados que se obtienen son muy positivos e impactan directamente en el bienestar de la convivencia de la familia.

Terapia con niños

Esto sucede, por ejemplo, en el caso de la terapia con niños. En estos casos se ha comprobado cómo influyen sus adultos de referencia de forma decisiva en los problemas que el niño/a esté manifestando, y lo importante que es tratar también a los padres.

El éxito de la terapia con el niño, en este caso, dependerá en gran medida de una terapia familiar a tiempo. Saber identificar esta necesidad será esencial en las terapias con niños.

Por ejemplo, hay veces que los profesionales nos encontramos ante problemas escolares y la clave para que estos se resuelvan pasa, irremediablemente, por resolver el problema que está originando esto. Y este suele ser un problema familiar que no había sido identificado.

Esto es así porque la persona, en general, no puede entenderse sin un entorno determinado. Las relaciones con los demás influyen y mucho en los problemas del paciente.

Acudir a una terapia familiar no significa que los demás familiares sean culpables o responsables de nada, sino que es necesario resolver el problema de forma conjunta e integral y concentrar las fuerzas de todos en el objetivo común: el bienestar de nuestra familia.

¿Qué asuntos suelen abordarse en terapia familiar?

Las rupturas y divorcios

Suelen producir desequilibrios en toda la familia y es un momento complicado para la salud emocional de los hijos, por eso, es habitual tener que trabajar estos momentos vitales en terapia familiar.

Problemas con los hijos cuando los padres se divorcian

A veces, son los progenitores en conflicto de separación y divorcio quienes se olvidan del bienestar de su hijo/a. Padres y madres en conflicto de separación inmersos en su propio conflicto personal, pierden de vista que sus conflictos pueden estar perjudicando el bienestar emocional de sus hijos. La terapia familiar puede ser efectiva en estos casos. Se mantendrán sesiones individuales con el padre y con la madre para aliviar su conflicto y crisis personal y una vez conseguido este objetivo podremos ayudarles a poner el foco en su objetivo común tras su divorcio que será el bienestar emocional de sus hijos desde un trabajo terapéutico coordinado entre ambos progenitores.

Problemas económicos en la familia que pueden ser origen de conflictos

Las dificultades económicas, el paro y ciertos problemas de esta índole pueden causar mucho sufrimiento en el entorno familiar, y es habitual utilizar la terapia familiar en estos casos. 

Enfermedades de algún miembro de la familia

En estos casos es posible que el paciente enfermo no sea el único que requiere ayuda, sino que su entorno más cercano también se vea afectado y tengamos que trabajar de forma conjunta. Se ha demostrado ser sumamente importante el cuidado del cuidador.
 

Dificultad en la relación entre hermanos

Cuando la situación es insostenible, esta terapia es muy efectiva.
 

En casos de adicciones

La adicción a sustancias tóxicas, alcohol, etc…genera multitud de problemas familiares que deben abordarse. La terapia familiar ha resultado ser exitosa en estos casos.

Otros problemas que pueden abordarse en terapia familiar

  • Problemas de fertilidad en la pareja.
  • Desencuentros entre los padres con el modelo de crianza de los hijos.
  • Trastornos alimentarios.
  • Infidelidad.
  • Cambios en el ciclo vital: por ejemplo, cuando los hijos se independizan, la llegada de la jubilación…pueden ser escenarios donde se requiera acudir a terapia familiar.

Estructura de la terapia familiar

Este tipo de terapia es efectuada por uno o varios terapeutas y suele tener una duración breve. Por lo general, se requieren una media de 12 sesiones en este tipo de terapias.

Desde nuestro centro, en ocasiones, abordamos la terapia familiar con un equipo mixto de psicólogo y psicóloga en proceso de coterapia (así tendremos una mirada objetiva e integral de la dinámica familiar y compensaremos los posibles sesgos que puedan surgir por el género).

Aunque hay terapias familiares que con solo 6 sesiones se resuelven, otras pueden necesitar 20. Sin embargo, en función de cada caso, se ajustan las necesidades y la duración de la terapia familiar.

Estas sesiones sirven para dar pautas y técnicas para llevar a cabo en vuestra vida cotidiana y enseñaros habilidades que podréis poner en marcha, incluso cuando el conflicto que os ha conducido a la terapia se haya resuelto.

El terapeuta identificará la capacidad de tu familia para resolver conflictos, la facilidad o dificultad para expresar emociones, y también podrá identificar vuestras debilidades y fortalezas como familia.

Los resultados de la terapia familiar no deben medirse por la eliminación de la causa de malestar, ya que en muchos casos los divorcios o las enfermedades van a seguir ahí, sino que el éxito se mide por los recursos y herramientas que te dará para lidiar con estos problemas de forma efectiva.

Si quieres saber más sobre la terapia familiar, no dudes en pedirnos información sin compromiso.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación y para obtener datos estadísticos. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies